¿Quién ha dicho que los eventos profesionales son aburridos?

La noche del martes le comenté a alguien cercano que el miércoles tenía previsto asistir al Congreso Nacional de Marketing y Ventas Madrid 2011. Si queréis que os diga la verdad, sólo le faltó darme su más sentido pésame, aún a sabiendas de que me encanta asistir a este tipo de eventos en los que tengo la oportunidad de aprender y conocer a personas con intereses afines. Será por aquello de que sarna con gusto no pica… pero mortifica, ya sabéis.

En cualquier caso me pregunto qué imagen de los eventos dedicados a la gestión empresarial tendrá la gente. Y formulo este interrogante sonriendo para mis adentros, porque ayer mismo Antonio Mateo dio a todos los presentes la oportunidad de acompañarle en la ejecución de un Ka Mate. ¿No os suena? Seguro que si veis este vídeo, sí. Sobre todo si os gusta el rugby.

Y esto, además, teniendo a mi lado a Christopher R. Smith de BrandSmith, que se sentó a mi lado tras su ponencia y tuvo la generosidad de aceptar mi desafío petición y recomendarme alguna que otra lectura sobre su especialidad, el branding.

Pero no sólo eso. El pasado 1 de junio, en el marco de Expomanagement 2011 y por culpa de gracias a Álvaro González-Alorda, Andrés Pérez Ortega y yo nos dimos un buen abrazo, por la simple razón de que a Álvaro se le ocurrió comenzar su intervención emulando al director de orquesta británico Benjamin Zander en esta edición de TED. Es decir, pidiendo a todos los asistentes que nos levantásemos y nos diésemos un abrazo con nuestro vecino de asiento. Y claro, tuvimos que hacerlo. Si no sabéis quiénes son Álvaro y Andrés os recomiendo que le echéis un ojo a estas dos entradas de mi blog (“Los próximos 30 años”, “Expertología”), pero ambos han sido capaces de enseñarme y, sobre todo de inspirarme. Que no es poco.

En fin, quisiera ir más allá de lo anecdótico. Al fin y al cabo no quiero banalizar la asistencia a este tipo de certámenes, ya que me parecen fundamentales para mantenerme al día y relacionarme con otros profesionales. De hecho ayer pude “desvirtualizar” al fin a Fernando Rivero y en Expomanagement 2011 tuve ocasión de conocer a María Luisa Moreno de Zumo de Empleo.

Desde luego tanto los organizadores de uno como de otro evento se merecen mi más sincera enhorabuena. No es nada fácil organizar con éxito eventos de ese calibre (y lo digo desde la experiencia), y menos aún sin que los asistentes tengan que “pasar por caja” soltando una jugosa cuota de inscripción. Siempre hay cosas mejorables, y me voy a permitir el lujo de apuntar algunas sobre la marcha, pero mi balance personal es muy positivo:

  1. Cuidado con el abuso de los contenidos patrocinados, ya que la fina línea que separa publicidad y muestra de expertise marca el límite de lo asumible por los asistentes.
  2. Entiendo que no siempre es posible disponer de un recinto con gradas; sin embargo, en esos casos puede resultar muy útil contar con un estrado para que todos los presentes puedan ver con facilidad al ponente. Para mí en concreto el contacto visual no es demasiado relevante, pero para otras personas sí lo es.
  3. Ojo con no probar las presentaciones antes de que llegue el momento de la verdad. Entiendo que en ocasiones los problemas son “cosas del directo”, pero casi siempre evitables.
  4. Los vídeos sabiamente utilizados, como cualquier otro contenido enlatado, pueden dar mucho juego. No obstante, considero que el valor de este tipo de actividades reside cada vez más en la interacción y hoy por hoy puede (debe) articularse de forma muy sencilla; por ejemplo, mediante pantallas que proyecten comentarios y o preguntas a través de #hastags en Twitter, sin ir más lejos. Sin ya un webinario permite interacción, para un evento presencial es del todo imprescindible.
  5. Como ya he defendido en alguna ocasión, streaming.

Decía un poco más arriba que estos eventos me parecen importantes para poder estar al día. Creo que todo buen profesional tiene la obligación de intentarlo (al menos si pretende seguir siéndolo) y yo invierto una considerable cantidad de mi tiempo en tratar de alcanzar este objetivo; parte de este tiempo durante mi jornada laboral y parte (la mayor parte, de hecho), fuera de ésta. Y, sin ánimo de caer en la autocomplacencia, me parece preocupante que a estas alturas alguien ponga cara de extrañeza si se menciona el neuromarketing o que cuando a Diego Antoñanzas de Toledo, Director de Relaciones Corporativas en Heineken España, se le ocurre preguntar quiénes conocemos Quora se levanten menos de diez manos en un auditorio abarrotado. Diego añadió a continuación que los que habíamos levantado la mano podríamos trabajar en el departamento de marketing de Heineken (obviamente bromeaba), pero lo que está claro es que estar al día es fundamental.

Para que luego digan que el mundo del management es un tanto anodino…

Share
Tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to ¿Quién ha dicho que los eventos profesionales son aburridos?

  1. Pingback: Lecturas: “The Brand Gap” por Marty Neumeier | JFA

Leave a Reply